Noticia anterior

MUJERES ESCRITORAS: ABURRIDAS, DEPRIMENTES Y DOMÉSTICAS

Noticia siguiente
MUJERES ESCRITORAS: ABURRIDAS, DEPRIMENTES Y DOMÉSTICAS

La nueva colección 13, antología, editada por Toby Litt y Ali Smith, ha sido polémica antes y después de su publicación debido a las opiniones vertidas por las autoras a propósito del quehacer literario de las escritoras del XVIII y/o XIX. "Mi respuesta inmediata es que con editoras así ¿quién no se deprimiría?, comentaba una escritora norteamericana al respecto. No obstante, la introducción habla por si misma; Juzguen ustedes si sus apreciaciones son correctas o no.

Sus novelas son parte del canon literario, su lucha por ser reconocidas ha quedado bien reflejada en los circuitos literarios pero, los esfuerzos de George Elliot, Jane Austen, las hermanas Brontë y Virgina Wolf no han sido suficientes para cambiar el punto de vista negativo que se tiene hacia las escritoras. En la introducción a 13, una nueva colección de poesía, historias cortas y extractos de novelas, publicado por Picador, las autoras Toby Litt y Ali Smith hacen un barrido condenatorio del contenido, del estilo y de las preocupaciones de las mujeres escritoras. Litt, autora de varios libros, incluyendo canciones de niños ya olvidadas y Smith, la escritora escocesa que ha sido preseleccionada para el Orange prize y el Booler prize (premios muy reconocidos), han pasado por el tamiz la sumisión de numerosas escritoras. Muy pocas les han impresionado. En la introducción a la colección las autoras señalan: en general, la sumisión de las mujeres era tan desesperadamente doméstica que resultaba decepcionante, lo opuesto a correr riesgos – como si a la mayoría de las escritoras les hubieran inyectado una droga que las mantenía abotargadas, tranquilas, diciendo lo correcto, imitando la forma correcta y todo con una cierta melancolía que aburría hasta la depresión". Sus críticas han producido una serie de respuestas airadas de destacadas personalidades del mundo de la literatura, algunas, acusándolas de enviar los trabajos de Chekhov, Tolstoy y Wolf al cubo de la basura de las críticas al sugerir que lo doméstico nunca ha tenido un contenido atractivo, poderoso o digno. "Determinando lo doméstico como aburrido es completamente inapropiado", señaló la autora Kirsty Jun. "El hogar es el lugar en donde transcurre una gran parte de nuestras (mujeres) vidas y no hay razón por la que la palabra tenga tal grado de significado peyorativo. Soy escritora y ahora estoy friendo deditos de pescado y escuchando a las lecciones de violín de mi hijo", apuntilllaba jocosamente la escritora Amanda Craig, la autora, acusó a los editores de no divulgar su red suficientemente para poder conseguir propuestas. "No tenía conciencia de lo que esta sucediendo, nunca se pusieron en contacto conmigo, refiriéndose a las autoras de 13. Me pregunto a cuantas personas han entrevistado'. Señaló no obstante, que sí que había algo de verdad en sus comentarios. "Las mujeres se concentran en lo doméstico porque eso es lo que refleja la verdad de sus vidas".

Fuente: The GuardianSandra LavilleMiércoles, 23 de Marzo de 2005-04-17 Traducción: Laotrapagina.com

revista la otra pagina © Laotrapagina.com | Queremos que este sea un lugar propio en el que todo aquello que tenga relación con la mujer pueda ser escrito y publicado, comentado y debatido; también criticado, con buenas prácticas.
Desarrollo web: Olivier Bertoncello Data Consulting
Domingo 25 de junio de 2017 - 14:07