Noticia anterior

Mujer, categoría, moto, circuito y mucho por hacer

Susana M. Aguilera

Noticia siguiente
Mujer, categoría, moto, circuito y mucho por hacer

El pasado año, por estas mismas fechas, Elena Rosell se convertía en la primera motera que competía Mundial de motociclismo. ¿Tendrá Rosell este año más compañeras que le acompañen en este dura y masculinizada competición?

 

 

 

Elena Rosell se convertía el año pasado, justo por estas mismas fechas, en la primera española que competía en el Mundial de motociclismo, en el circuito de Assen (GP de Holanda). No pudo ser, una caída durante los entrenamientos se lo impidió.

En 1.997 Jorge Martínez “Aspar” corrió su última carrera, pero eso no se convirtió en una retirada. Desde 1.992, Jorge había constituido, con éxito, un equipo propio que fue creciendo hasta convertirse en uno de los más grandes del Campeonato del Mundo. 

Desde su comienzo el Aspar Team ha contado con pilotos de diversas nacionalidades entre ellos Toni Elías, Sebastián Porto, Fonsi Nieto, Pablo Nieto, Gelete Nieto, Randy De Puniet, Álvaro Bautista, Alex Debón, Emilio Alzamora, Jerónimo Vidal o Ángel Rodríguez, entre otros pero será este año   por primera vez desde su fundación, cuando el equipo Aspar incorpore a una mujer para una competición. Será en la categoría de moto2 que desde el año pasado sustituye a la de 250 cc. Desde el inicio de esta categoría los pilotos de el Aspar Team, Nico Terol y Julián Simón se embolsaron los subcampeonatos de 125 y Moto2 y fueron pilotos referencia de sus respectivas categorías.

El primer fin de semana de junio Julián Simón sufre un grave accidente en la carrera de Moto2, en el GP de Cataluña, y la escudería tiene buscar sustituto,  fue Jordi Torres, que tuvo que abandonar por una caída en la tercera vuelta; es entonces cuando la escudería valenciana decide que sea sustituta quien sustituya al sustituto. Todo ello, a pesar de que Rosell es la mejor piloto española del momento y dentro de su palmarés figura ya una victoria en el Circuito de Albacete (2009) en la categoría Kawasaki Ninja Cup. Actualmente compite en la categoría Stock Extreme, donde figura cuarta en la general tras dos carreras. La piloto valenciana, la primera española que competirá en el Mundial, practica el triatlón para hacerse más fuerte y paliar así el hipotético obstáculo físico femenino, mientras confía en que aumente la presencia femenina en el mundo de las motos.

Este es un mundo en el que hay pocas mujeres que desempeñen otra función que no sea de imagen. La propia Elena Rosell ha matizado que ella es la única sobre una moto, pero no en la parrilla, por la que también desfilan otras que protegen a los pilotos de las inclemencias del tiempo con un paraguas.

Los antecedentes más recientes de mujeres que lograron pilotar en un Mundial son los de la checa Janakova, recordada por Simón, la húngara Nikoletta Kovacs (2007) y la alemana Katja Poensgen (2001-2003). Esta fue la última que consiguió puntuar; antes de ellas, solo fueron capaces de lograrlo la pionera finlandesa Taru Rinee en 1988 y la japonesa Tamoko Igata en 1994.

Rosell se acuerda de Poengsen, pero, para aprender, toma a los hombres como referencia: "De Lorenzo me gusta su pilotaje, Dani Pedrosa es el mejor en levantar la moto después de las curvas; y, de Stoner, destaco su capacidad de adaptación, de rodar rápido desde el principio". Alguno de ellos no solo son incapaces de ver algo positivo en su pilotaje sino que les molesta, les disgusta e incluso les fastidia que haya una mujer que compita e incluso no dudan en decirlo de manera directa como Simoncelli, quien ha llegado a afirmar que “Chicas, motores y amistad son la sal de la vida, pero las mujeres que compiten en la pista me tocan las pelotas”, o de manera sutil como Sito Pons quien ha dicho de Elena que es un objetivo publicitario de su escudería. Está más que demostrado que la destreza y habilidad de los pilotos de Campeonato Español de Velocidad (CEV) los capacita para participar en el Campeonato del Mundo. Elena Rosell lleva ocho años participando en estas carreras con una moto que tiene más potencia que una Moto2, sin embargo sus compañeros dudan de su idoneidad o competencia o simplemente, “deberían dedicarse a otro deporte” como ha afirmado el mencionado caballero de melena ensortijada conocido dentro del mundo del motociclismo por su buen hacer y profesionalidad.

Tras el fracaso de Assen, Elena Rosell hizo historia el pasado 18 de septiembre en Motorland, es la primera española en participar en una prueba de un mundial y la primera de la historia en Moto2.

Ella tuvo la oportunidad de estar entre ellos. ¿O fue quizás al revés?.



 

revista la otra pagina © Laotrapagina.com | Queremos que este sea un lugar propio en el que todo aquello que tenga relación con la mujer pueda ser escrito y publicado, comentado y debatido; también criticado, con buenas prácticas.
Desarrollo web: Olivier Bertoncello Data Consulting
Domingo 30 de abril de 2017 - 20:48