Él dijo, ella nunca dice

Noticia siguiente
Él dijo,  ella nunca dice

El contenido de un periódico,¿define la dirección del mismo? Probablemente sí. Y el contenido de un periódico, ¿define si éste es dirigido por un él o una ella? Probablemente también. Y no vamos a entrar en si la literatura, el periodismo… tiene o no género. Simplemente queremos saber si se refleja de la misma manera en sus páginas cómo discuten las mujeres, cómo son éstas vistas y cuánto se las utiliza como herramienta de venta en las historias, al ser dirigido por un él o una ella.Ningún periodista es lo suficientemente estúpido (?) hoy en día como para mostrarse abiertamente sexista y/o machista. Pero, hay muchos hombres que no toman en serio a las mujeres en ciertos temas como por ejemplo en el ruedo político, y me sorprendería si colegas masculinos me dijeran lo contrario.

  Dicen algunos correligionarios que las feministas se pasan la vida quejándose, que les encanta ir de victimas por la vida, que nunca están satisfechas y ¿qué quieren ahora si ya hasta hay igualdad paritaria por ley?. Esto dicen ellos; la verdad es bien distinta y, los poquitos ejemplos que vamos a tratar a continuación apoyarán esta aseveración.

  El pasado día 20, Amelia Valcárcel, catedrática de Filosofía Moral y ex consejera de Educación y Cultura del Gobierno asturiano tomó posesión como vocal del Consejo de Estado, máximo órgano consultivo nacional. Este es un cargo lo suficientemente importante como para que los medios den fe de ello. Pues bien, el día 21 consulté los periódicos nacionales más importantes; no encontré nada. Tan sólo un periódico nacional, en la sección "opinión", subsección "vox pópuli" hacia mención de ello, creo recordar. Las revistas feministas digitales fueron quienes dieron cuenta de ello. Piensan ustedes que si cualquier él hubiera sido nombrado Consejero Electivo de Estado, ¿no hubiera sido noticia nacional? ¿No hubiera salido en el ABC, El País, La Vanguardia, El Correo... y a toda plana? Probablemente, por no utilizar un contundente .

  

Sigo informándoles a ustedes. A principios de mes, aparecía la siguiente noticia en varios periódicos nacionales (algunos están entre los que he mencionado anteriormente): Holanda legaliza un partido que defiende la pederastia"  No dejo de reconocer que la noticia es importante, o debiera de decir, ¿morbosa? No sé ustedes pero si tuviera que calibrar la importancia de ambas noticias está claro que la primera tiene mucho de positivo por la calidad del personaje, por lo que ha hecho y por lo que suponemos va hacer de bien a la sociedad española, mientras que la segunda…

  

No voy a echar más leña al fuego y comento otra noticia que pasó sin pena ni gloria por lo medios de comunicación. El año pasado, en el mes de abril, el primer partido político feminista establecido como tal [Iniciativa Feminista (F!)], se presenta en sociedad; tan sólo La Vanguardia publica la noticia, al margen de las páginas Web feministas que lo hacen cumplidamente.

   

El 6 de marzo de 2006, nace el Partit Feminista Valencià, únicamente las páginas feministas digitales cubren la noticia.

  

Y el pasado 5 de julio, Forum de Política Feminista; Mujeres Jóvenes y Partido Feminista presentan el programa de F! que se presenta a las elecciones en Suecia el próximo 17 de septiembre; la noticia tampoco le interesa a la prensa.

  

En fin, así las cosas, no tenemos más remedio que plantearnos la siguiente pregunta: ¿Padece acaso la prensa española de misoginia? Tiene toda la apariencia de sufrir este contagio.

  

Y esta dolencia se traduce en que la prensa escrita sí le dedica un cierto espacio en sus páginas a la mujer: un tres por ciento y desde una visión de víctima y como sujeto pasivo, dicen las investigaciones, pese a que el género femenino representa más de la mitad de la población y, paradójicamente, casi la mitad de la mano de obra. Es decir, la mujer aparece como noticia principalmente en la sección sociedad y relacionada con malos tratos. Decía Rosie Boycott, renombrada periodista inglesa, que el mejor camino para mejorar la situación –escasez de mujeres en los medios y en sus páginas- es más mujeres deben trabajar en los medios de comunicación, "cuanto más podamos cambiar la cultura de dentro, más podremos cambiar la de fuera. Cuando hay una mujer a cargo de un periódico queda reflejado en el papel como piensan las mujeres, como discuten, como se las ve, lo que quieren o no quieren… Queda reflejado que las mujeres existen más allá del maltrato o la llamada violencia de género o violencia doméstica".

Señalaba Mila de Frutos en un artículo publicado en Fahrenheit 451 que cuando la violencia patriarcal conlleva la muerte de una mujer la noticia se da en todos los medios, adquiere importancia, y aparece destacada pero, la información es insuficiente, el cómo se da huele a sensacionalismo puro y duro y por añadidura la información es dada de forma intermitente; nunca llegan a la raíz del problema: por qué se da la violencia. Claro, también es entendible que no lo hagan porque ¿cómo van a profundizar en la estructura patriarcal sobre la que se asienta la violencia de género si ellos mismos son esa estructura? No es rentable tirar piedras sobre el tejado de uno mismo.

Y hablando de violencia contra las mujeres, ¿creen ustedes que los medios de comunicación –no sólo la prensa escrita- definen de modo apropiado el concepto de violencia contra las mujeres?. Me temo que la respuesta es rotundamente no, en absoluto. Redactan la noticia utilizando un léxico lleno de eufemismos como que los hombres cometen estos actos deleznables porque "son alcohólicos, están en paro o son incultos y primarios". Nada más lejos de la realidad porque no estamos ante conductas aisladas o individuos con problemas –problemas tenemos todas y no vamos maltratando sistemáticamente al personal o mandando al otro barrio al primero que nos lleve la contraria. Porque a estas alturas de la vida ya sabemos -y lo saben ellos también- que las agresiones se producen en todas las capas sociales y categorías culturales. Y a este respecto señala Mila de Frutos que "la violencia contra las mujeres es un producto de la estructura patriarcal, de la división sexual del trabajo y del reparto del poder por géneros; es una estructura transversal y no una conducta personal que se pueda solucionar mediante el linchamiento social y moral del trasgresor".

Y volviendo al tema de la violencia que se ejerce contra las mujeres, cuando los medios de comunicación utilizan términos como "violencia sexista, violencia de género o violencia doméstica", están disfrazando la verdad, están utilizando eufemismos y vaciando de contenido el verdadero problema. A este respecto señala la filósofa Victoria Sau en su Diccionario Ideológico Feminista que al llamarla violencia doméstica permite incluirla en el ámbito de lo privado, fruto de las malas relaciones interpersonales entre una pareja dada, supuestamente ajena a las influencias de un exterior culturalmente controlado por el sistema patriarcal. Es decir, el adjetivo doméstico está rebajando la carga de violencia; al ser doméstico es trascendental, tiene menos importancia, no es un conflicto público, no merece la misma atención. Así, si nos dejamos de frivolidades y vamos al meollo de la cuestión, lo correcto sería utilizar el término violencia patriarcal porque, al fin y al cabo es el patriarcado quien ha determinado, y sigue determinando, el papel que las mujeres deben interpretar con el fin de estar sometidas al varón.

Y ya como colofón, para dar la razón a aquellos compañeros que dicen que las feministas son unas exageradas y unas victimistas, quiero señalar como la mujer también es noticia: por su edad. Si, han leído bien. La edad de la mujer es noticia. Continuamente se habla de que "a pesar de haber pasado la cuarentena el escote de Sharon Stone, ingrávido pese al tiempo". El titular de la noticia era "Seducir a los 50", y claro está, lo escribe un él. Comienza el artículo de esta guisa [escribo textualmente]: "Ya lo corroboraba Mariángeles Gramal, esposa del torero Jaime Ostos, en el libro que acaba de publicar bajo el título de Estupendas a los cincuenta. Y es que, en apenas un siglo, el género femenino ha experimentado un cambio físico y mental tan espectacular que en muy poco se reconocerían nuestras abuelas y, menos aún, nuestras bisabuelas si se pudieran mirarse en sus descendientes actuales. Señoras de rompe y rasga que, a pesar de hallarse cerca, o sobrepasar incluso el medio siglo de vida, se convierten en la envidia de muchas jovencitas que sueñan con llegar a dicho ecuador vital al menos en posesión de la misma plenitud de facultades…" y continúa de esta guisa.

Así que a pesar de estar cerca de los cuarenta, incluso después de haber pasado los cincuenta…estamos en plenitud de facultades… ¿se está refiriendo a las mentales y por eso nos perdona la vida?. No, creo que se estaba refiriendo a las físicas porque eso es lo que nos están diciendo: señoras que han llegado a una edad que ya no sirven a esta sociedad. Se nos acepta tanto en cuanto físicamente servimos como reproductoras de la especie pero una vez el reloj biológico ha parado de funcionar… puede que nos perdonan la vida si nos mantenemos igual que Ana Rosa Quintana, reina de las mañanas, madre y más atractiva con los años, ¿alguien da más? Si, que tanto Ana Rosa Quintana, como Paloma san Basilio, Ana Belén o la Stone, muestran que los años no son una vergüenza, ¿y quién dijo que lo fuera? Así que señoras -solo las señoras, nunca los años fueron una vergüenza para los señores, ellos acumulan, además de otras cosas que por pudor no nombro, parece ser, sabiduría- si tienen la desgracia de llegar a los cuarenta o cincuenta, sin estar fantásticas de la muerte… ¡pues si he de ser sincera no sé que consejo darles! Y si esto no es misoginia o violencia patriarcal, que cambien la definición del diccionario.

 

D.M.Noserra

Nota. Si desean leer la noticia completa "Seducir a los 50", consulten Diario de Sevilla, Lu. 17.04.2006. Página56

http://www.schyman.se/http://infopolis.es/web/IniciativaF!/

 

Posdata: Como si no nos ningunearan lo suficiente, los medios de comunicación también nos cambian de sexo, gratuitamente, sin tener que pasar por la mesa de operaciones. Ejemplo de un periódico nacional "importante", es decir"El País" :

 

El reto de trabajar en igualdad 

Los ponentes de unas jornadas celebradas en Jaén aportan cuatro visiones sobre la conciliación

GINÉS DONAIRE  -  Jaén

EL PAÍS - 08-07-2006

Los ponente eran cuatro y se llamaban: Assumpta, Ana, Beatriz e Isabel. Y no ha sido una errata, en absoluto, ha sido una falta de respeto hacia las mujeres, total y absoluta. Porque, que casualidad, nunca se confunden a la inversa, quiero decir, nunca feminizan los sustantivos masculinos, ¿o si lo hacen?

  

Queremos asimismo resaltar dos informaciones interesantes.

 

Primera: Que Mujeres para la Salud estrena web. Una página moderna y actualizada que las integrantes de esta asociación quieren compartir con todas nosotras. En la página explican quienes son y lo que desean hacer que, principalmente, es compartir la experiencia que van adquiriendo a lo largo de los años con todas las mujeres que quieran acercarse a ellas. También ofrecen espacio a todas aquellas asociaciones de mujeres que lo deseen. Están deseosas de acoger todas aquellas direcciones que les parezcan interesantes para su difusión.

http://www.mujeresparalasalud.org

 

Segunda: Un grupo de mujeres profesionales de diferentes disciplinas han puesto en marcha un periódico de género, bimensual: Las Gabias en femenino. Con una tirada de cinco mil ejemplares gratuitos abordarán diferentes temáticas pero "jamás encontrarán en nuestras páginas algo relacionado con belleza, dieta u otro tipo de información relacionado con las mujeres", puntualizaba una de las colaboradoras. Por el contrario sí encontrarán información sobre proyectos llevados a cabo por las mujeres de la comarca, información por y para la mujer rural, noticias y entrevistas con mujeres de otras provincias y países... En definitiva el periódico contará con secciones de interés para toda persona concienciada con el protagonismo que las mujeres han de tener en la sociedad. 

 

http://www.aytolasgabias.org/doc/PERIODICO%2021%20ABRIL%202006.pdf

revista la otra pagina © Laotrapagina.com | Queremos que este sea un lugar propio en el que todo aquello que tenga relación con la mujer pueda ser escrito y publicado, comentado y debatido; también criticado, con buenas prácticas.
Desarrollo web: Olivier Bertoncello Data Consulting
Domingo 26 de marzo de 2017 - 22:48