Esta sección la queremos dedicar a las noticias diarias, a los eventos que surgen día a día, a conmemoraciones, manifestaciones, actividades que surgen de un día para otro. Que sirva como lugar de concentración, de encuentro, de citas para que asociaciones de mujeres o personas individuales puedan publicitar aquí sus historias. Que las puedan contar y ser expandidas para el conocimiento y empoderamiento de todas nosotras. Queremos que este sea un territorio donde todas podamos enviar nuestros pensamientos, ideas, manifestaciones, citas... y puedan ser leídas y compartidas. Nuestra red de redes.

Noticia del Jueves 16 de junio de 2011
Sin las mujeres no hay revolución
Noticia anterior

Desde las setas feministas, exigen

Noticia siguiente
El 15M, con "M" de mujer Desde las setas feministas, exigen

Publicamos las exigencias de las mujeres feministas de Sevilla. Abandonan las "Setas", pero no la lucha por sus reivindicaciones.

El compromiso de todas y todos para la construcción de una sociedad donde no tengan cabida las violencias machistas en todas sus expresiones: económica, estética (hiperfeminidad obligatoria), laboral, física, psicológica, sexual, institucional, religiosa.

Las tareas de cuidado de las personas, los hogares y la vida constituyen la mayor parte del trabajo que se realiza en el mundo. Exigimos su reconocimiento y el reparto igualitario de dicho trabajo entre todos y todas. También queremos una sociedad donde tengan cabida todo tipo de familias y grupos de convivencia.

Exigimos el reparto de los trabajos y la riqueza. Trabajar menos para trabajar todas y todos. Condiciones laborales y profesionales dignas. El fin de la discriminación laboral a las mujeres por causa de embarazo. Permisos de maternidad y paternidad iguales, obligatorios y más largos para hombres y mujeres. La adopción de medidas eficaces para evitar el acoso sexual y moral en los centros de trabajo.

Que las trabajadoras domésticas y empleadas del hogar se incluyan en el régimen general de la seguridad social y tengan derecho a negociación colectiva.

Es imprescindible incorporar un enfoque feminista en la transformación del modelo económico y social al servicio de las personas y el planeta, en los servicios públicos, en la creación de otro modelo de ciudad y gestión del territorio y, en las políticas ambientales y agroalimentarias. Y que las mujeres sean protagonistas en estos procesos, en el diseño, ejecución y evaluación de las políticas resultantes.

Aborto libre y gratuito y educación afectiva y sexual. Que la Iglesia deje de interferir en nuestras vidas.

Una sociedad diversa donde se respeten las multiples formas de vivir el sexo y la sexualidad (lesbianas, gays, intersexuales, bisexuales, transexuales, transgéneros) y se reconozca el derecho a la sexualidad en todas las etapas de la vida. Que la transexualidad deje de ser considerada una enfermedad.

Exigimos el uso de un lenguaje que nombre a todas las personas y esté libre de homofobia, machismo, clasismo y racismo.
Queremos una escuela coeducativa.

Estamos contra las guerras, rechazamos el uso del cuerpo de las mujeres como arma de guerra y no creemos que ninguna intervención militar garantice la paz. No a la militarización de las sociedades, a la producción y al comercio de armas. 

El compromiso de todas y todos para la construcción de una sociedad donde no tengan cabida las violencias machistas en todas sus expresiones: económica, estética (hiperfeminidad obligatoria), laboral, física, psicológica, sexual, institucional, religiosa.

Las tareas de cuidado de las personas, los hogares y la vida constituyen la mayor parte del trabajo que se realiza en el mundo. Exigimos su reconocimiento y el reparto igualitario de dicho trabajo entre todos y todas. También queremos una sociedad donde tengan cabida todo tipo de familias y grupos de convivencia.

Exigimos el reparto de los trabajos y la riqueza. Trabajar menos para trabajar todas y todos. Condiciones laborales y profesionales dignas. El fin de la discriminación laboral a las mujeres por causa de embarazo. Permisos de maternidad y paternidad iguales, obligatorios y más largos para hombres y mujeres. La adopción de medidas eficaces para evitar el acoso sexual y moral en los centros de trabajo.

Que las trabajadoras domésticas y empleadas del hogar se incluyan en el régimen general de la seguridad social y tengan derecho a negociación colectiva.

Es imprescindible incorporar un enfoque feminista en la transformación del modelo económico y social al servicio de las personas y el planeta, en los servicios públicos, en la creación de otro modelo de ciudad y gestión del territorio y, en las políticas ambientales y agroalimentarias. Y que las mujeres sean protagonistas en estos procesos, en el diseño, ejecución y evaluación de las políticas resultantes.

Aborto libre y gratuito y educación afectiva y sexual. Que la Iglesia deje de interferir en nuestras vidas.

Una sociedad diversa donde se respeten las múltiples formas de vivir el sexo y la sexualidad (lesbianas, gays, intersexuales, bisexuales, transexuales, transgéneros) y se reconozca el derecho a la sexualidad en todas las etapas de la vida. Que la transexualidad deje de ser considerada una enfermedad.

Exigimos el uso de un lenguaje que nombre a todas las personas y esté libre de homofobia, machismo, clasismo y racismo.
Queremos una escuela coeducativa.

Estamos contra las guerras, rechazamos el uso del cuerpo de las mujeres como arma de guerra y no creemos que ninguna intervención militar garantice la paz. No a la militarización de las sociedades, a la producción y al comercio de armas. 

revista la otra pagina © Laotrapagina.com | Queremos que este sea un lugar propio en el que todo aquello que tenga relación con la mujer pueda ser escrito y publicado, comentado y debatido; también criticado, con buenas prácticas.
Desarrollo web: Olivier Bertoncello Data Consulting
Martes 26 de septiembre de 2017 - 14:56